Páginas

domingo, 14 de septiembre de 2008

Yismani se siente diferente.
Yismani se siente extraña.
No encuentra un lugar donde encajar.
No encuentra quien encaje con ella.
Con la sensación de llegar al lugar adecuado en el momento inoportuno.
De conocer a la persona adecuada en el peor momento.
De sufrir una terrible maldición enviada por los dioses.
Agotada de luchar contra los elementos.
Yismani se mete entre las sábanas para intentar dormir, pensando "mañana será otro día".

1 comentario:

yvi dijo...

Lo veo, Alice, lo veo. Para ser especial, el primer paso es sentirse así, diferente, extraña, desubicada. No se llega a ser alguien especial sin haber sentido ese dolor...