Páginas

sábado, 13 de septiembre de 2008

Desde las alturas

Desde su atalaya en lo alto de la vitrina de mi salón, Merry y Tuso me observan atentamente. En parte con curiosidad, en parte con fascinación. Casi tanta como la que siento por ellos.
Sé que no me juzgan, haga lo que haga en ese momento mientras me contemplan. Ignoro qué piensan. Pero sé que están más allá del bien y del mal y eso me produce una terrible paz.

4 comentarios:

amor es libertad dijo...

bonitos ojos

Alice dijo...

gracias de parte de Merry y Tuso :-)

Madam Beus dijo...

Hola, Alice!

Pues ya que me dices lo de los gatos.. tengo preguntas, oh, sabia Alice! :P

Me gustaría saber qué trucos puedo emplear para enseñarle al gato a que responda al nombre que le he puesto.
Y también qué refuerzos positivos y negativos puedo utilizar para decirle qué está bien y qué está mal.

Gracias! Besos!

Alice dijo...

M.beus, para que aprenda el nombre es fácil, basta con repetírselo a menudo, especialmente cuando le acaricias y le pones la comida. Acabará asociando que ese sonido que pronuncias es su nombre.
Sobre la educación del gato, eso ya es más complicado, sobre todo cuentan los refuerzos positivos, que los negativos no surten mucho efecto en los felinos.
Te dejo algunos enlaces que pueden servirte de ayuda:
http://www.foyel.com/cartillas/2/como_educar_a_un_gato.html
http://www.foyel.com/cartillas/2/la_educacion_del_gato.html
Ánimo y paciencia y mucha suerte, has entrado en un mundo nuevo...