Páginas

domingo, 18 de julio de 2010

Preguntas


Acabo de ver Memorias de Africa por enésima vez. Y por enésima vez me he emocionado. Y además me han surgido varias preguntas que no sé si tienen respuesta.

¿Una vida vivida sin intensidad merece la pena ser vivida?
¿Una vida en la que no se haya sentido, al menos una vez, lo que es amar y ser amado intensamente, auténticamente, tiene sentido?
¿Todos los grandes amores deben acabar pronto para seguir siendo grandes?
¿Es posible tener una relación amorosa con total libertad por ambas partes sin que ninguna de ellas exija nada al otro?¿Podrían ser felices los dos?

Denys me había dado una brújula "para seguir el rumbo" dijo, pero más tarde comprendí que navegábamos con rumbos distintos. Quizás él sabía, aunque yo no, que la tierra fue creada redonda para que no podamos ver el final del camino.








domingo, 4 de julio de 2010

Ya no me acuerdo

(Llevo varios días con esta canción girando infinita en mi cerebro. La pongo aquí para ver si consigo sacármela).



Esta mañana
Ya no me acordaba
Cómo tocaban mis dedos
Esa guitarra que era
Para mí tu cuerpo
Ya no me acordaba lo que sentía
Cuando acariciaba tu pelo.


Ya no me acuerdo
Si tus ojos eran marrones o negros
Como la noche o como el día
Que dejamos de vernos
Sólo recuerdo que llovía y que quedamos
En la parada del metro
Pero haciendo un gran esfuerzo,
Aún veo tu mirada
En cada espejo de cada ascensor
Donde cada noche
Me sube hasta el cielo
De moteles invernadero
Donde se jura algo tan efímero.


Ya no me acuerdo
Ni de tu risa
Ni de tu prisa
Por darme un beso
Ni qué botón
De tu camisa
Desabrochaba primero.
Ni qué rumba me bailabas
Cuando querías robarme el sueño.


Dicen que el tiempo y el olvido
Son como hermanos gemelos
Que vas echando de más
Lo que un día echaste de menos
Yo qué culpa tengo
Si ya no me acuerdo.


Pero haciendo un gran esfuerzo,
Aún veo tu mirada
En cada espejo de cada ascensor
Donde cada noche
Me sube hasta el cielo
De moteles invernadero
Donde se jura algo tan efímero
Y tan eterno,
Ya no me acuerdo,
Ya no me acuerdo.


Estopa y Ana Belén