Páginas

miércoles, 27 de octubre de 2010

Lo que me araña el alma


Me araña el alma mi miedo y el de los demás, mis barreras y las de los demás.
Me araña el alma la inconsciencia, la incomprensión, la desconsideración.
Me araña el alma la soledad y el paso del tiempo.
Me arañan el alma los sueños rotos, las ilusiones perdidas.
Me arañan el alma los prejuicios, los egoísmos, la insolidaridad.
Me araña el alma la falta de amor.
Me araña el alma el silencio de las madrugadas.
Me araña el alma mi alma a flor de piel.

(Dedicado a M.)

domingo, 24 de octubre de 2010

Objetivo: 20.000

Como ya hice en anteriores ocasiones (cifra superada, 15.000 visitas, objetivo conseguido), de nuevo me pongo (os pongo) una meta: las 20.000 visitas. Si entras en mi blog y ves esa cifra en el contador de visitas, mándame un mail y un pantallazo. Te dedicaré un post.

Luna de otoño


Serena, dulce, comprometida, solidaria, terrible, enorme, renovada, renacida, reconstruida, estable, luchadora, guerrera, creativa.

sábado, 16 de octubre de 2010

Amores pasados


Ya no siento dolor cuando escucho el triste "No" de Shakira, tan sólo 5 años después de que me hiciera llorar a moco tendido. Algo similar me ocurre con el trágico "Sin tí no soy nada" de Amaral (aunque con esta aún noto cierto escozor en uno de los rincones cardíacos, y ya han pasado 8 años), o con Vetusta Morla en todas sus canciones (en este caso está muy reciente, y es una mezcla de dolor y deseo). ¿Será cierto que el tiempo todo lo cura? Parece que el dolor que se experimenta por un desamor y el tiempo que tarda en aliviarse es directamente proporcional a la cantidad y calidad del amor dado (no del recibido, que este no duele). 

Pero me surgen una serie de dudas existenciales. ¿El corazón se cura o sólo se anestesia a fuerza de capas y capas de lágrimas inútiles? ¿Las heridas se cierran o sólo se recubren de una gruesa costra que puede arrancarse con un nuevo amor frustrado? Cada nueva frustración, ¿reabre la vieja herida cerrada en falso o abre una nueva en otro rincón de la víscera cardíaca? ¿Un corazón sano e ingenuo ama lo mismo y con la misma intensidad que uno surcado por cicatrices? ¿El último amor es peor o menos intenso que el primero por provenir de un corazón lesionado, o gana en calidad precisamente por lo mismo? ¿Por qué se asocia siempre una canción determinada con cada amor/desamor que se ha gozado/sufrido? ¿O sólo me pasa a mí? Ahí os las dejo.

miércoles, 13 de octubre de 2010


Amanece mientras salgo de Madrid, rodeada de miles de coches. Imagino que el autobús, en vez de llevarme al trabajo, me conduce lejos de la ciudad, lejos de mí misma. Deseando terminar de una vez y empezar de nuevo.

martes, 12 de octubre de 2010

El cerebro masculino

En el cerebro del hombre, la zona que controla el comportamiento sexual es 2,5 veces más grande que la misma zona del cerebro de la mujer. A su vez, esta tiene el área de la empatía emocional mucho más desarrollada que la del hombre. Así se explican muchas cosas...

(Podéis ver el reportaje completo a continuación)


domingo, 10 de octubre de 2010

jueves, 7 de octubre de 2010

Enterrado


Acabo de ver "Buried" y me ha dejado impactada. Es una de esas películas con las que no sales del cine igual que entraste. Son 90 minutos viendo a un hombre enterrado que lucha por sobrevivir con la ayuda de un teléfono móvil. Y me he preguntado, ¿a quién llamaría yo si supiera que estoy a punto de morir enterrada? Y me vienes tú a la mente; tú, a quien no veo desde hace más de un año; tú, por quien mis manos "de tanto no tocarte me duelen", como diría Shakira (curiosa cadena de pensamientos que me han llevado de una cosa a la otra, tan dispares). Y me miro esas doloridas manos y descubro unas manchitas que no había antes que me anuncian que ya no soy tan joven. Y no puedo evitar que un nudo se agarre a mi garganta...

Pero salgo a la calle, y hay luz, y el aire otoñal madrileño me da en la cara, y camino deprisa por la acera hasta que consigo que dejes de dolerme.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Dispendio



Según la RAE:

dispendio.
(Del lat. dispendĭum).
1. m. Gasto, por lo general excesivo e innecesario.
2. m. Uso o empleo excesivo de hacienda, tiempo o cualquier caudal.


Y esta mañana leo la noticia de la visita del Papa a Madrid el año que viene. Total, ¿qué son 50 millones de euros en estos tiempos de crisis? Sin comentarios.