Páginas

viernes, 19 de septiembre de 2008

World Wide Web

Es como una tela de araña que me tiene atrapada entre sus hilos (y que conste que soy aracnofóbica).

He estado tres días sin conexión. Hace unos meses estuve casi una semana. Pocas veces he sentido tanta necesidad de algo. Pocas veces me he sentido tan aislada del mundo. Confieso que debo ser adicta a internet.
Pero internet me ha abierto tantos nuevos caminos, tantos nuevos mundos. Encontrar trabajo, conocer personas interesantes, crear grupos con aficiones comunes, realizar cursos, escribir. Sobre todo escribir. Y que me lean. Es uno de mis mayores (y confesables) placeres. Escribir blanco sobre negro y saber que hay seres humanos que me leen y que aprecian lo que escribo o que no les gusta, y me dejan comentarios, y ya no soy una Alice anónima que en su día estuvo tan aislada en un pequeño pueblo toledano, temiendo que no podría salir de allí, sino que ahora vivo en una gran ciudad y me puedo dar a conocer al mundo entero. Eso sube mi ego, sube mi autoestima, me causa un auténtico placer. Y sólo puedo sentirme agradecida a quien inventó este medio y a vosotros que me visitáis, me leéis y me comentáis.

5 comentarios:

javier ruiz dijo...

Un placer es leerte :-)

Alice dijo...

muchas zenkius, javier :-)

yvi dijo...

Realmente la web es la verdadera gran ciudad, y el aire de la ciudad hace libres, como se decía antaño... Yo también confío mucho en ella y en su potencial liberador.

Y me encantan tus palabras, Alice, aunque no siempre haya podido responderte como debiera, no me pierdo ni una...

Maurus dijo...

A veces, me detengo a pensar y creo que no nos danos buena cuenta de la suerte que tenemos por poder contar con estos medios.

Voy a contar mi percepción del asunto, siendo sincero con mis experiencias y con objeto de que éstas puedan servir a alguien.

Cualquier cosa que quieres saber la tienes ahí detrás, a tan solo un par de clics de ti. Sin ir más lejos, la Wikipedia es, a mi entender, el mejor invento para la difusión de la información (además contrastada y regulada) y de la cultura desde la imprenta.

El poder estar ahora, por ejemplo, compartiendo estas palabras forma parte de la magia. No, no es magia, ya lo sabemos, pero produce magia... Es el mejor invento para la comunicación desde, yo que sé, el teléfono o la televisión.

Y tenemos a San Google, nuestro oráculo particular; no se entendería ya la vida sin él... Cualquier inquietud, cualquier necesidad, siempre encendido, fiel y dispuesto a escucharnos...

Tenemos una gran suerte por habernos tocado vivir estos "inventos". Nunca estamos solos y tenemos un enorme abanico de posibilidades a nuestros pies. Y son posibilidades humanas todas ellas, no frías como piensa mucha gente, ya que la Red es tan sólo un medio para desplegarlas.

Sin embargo, la Red tiene un arma de doble filo. Podemos encontar también lo que no deseamos, información sesgada o manipulada, pero es algo que no podemos evitar en un gran mundo global de información sin filtros. Tendremos que aprender a crear nuestros propios mecanismos de defensa y esa fase aún no esta muy madura...

Y, a mi juicio, tiene otro problema: la adicción. Tenemos que aprender a autocontrolarnos o -creyendo haber visto la luz- caemos en un pozo donde esa luz luego está allí arriba; ahí la ves cuando te reincorporas de la caída y levantas la vista.

Si controlamos esto, el resto es una maravilla que tenemos a nuestra disposición para desplegar todos nuestros sentimientos: amor, amistad, creatividad e imaginación, que al fin y al cabo son las cosas que nos hacen sentir vivos. Esto lo que hacemos en estos blogs...

Siento haber sido un poco extenso.

-Maurus

Anónimo dijo...

Me encata leerte Alice

:-)

Bog