Páginas

martes, 6 de enero de 2009

Los Reyes Magos no existen

Ya está. Lo he dicho. Niños del mundo, sabed que los Reyes Magos no existen, son los padres, los tíos, los abuelos y demás familiares...

Una vez destrozado un mito (y qué a gusto me he quedado), paso a contaros mi día de hoy. Hace unas semanas compré por internet una película que hace años me encantó (y no sólo porque el protagonista fuera George Clooney): Tres Reyes.

Ayer por la tarde, un cartero llamó a mi puerta (por dos veces, qué curioso), para sorprenderme con un paquete con el dvd de la película y un cómic (también de ebay, pero no diré de qué tipo era, eso me lo reservo...).
Hoy decidí ver mi auto-regalo inesperado. Y me ha gustado tanto como la primera vez: no son reyes magos, sino tres militares norteamericanos (dos blancos y uno negro), que buscan su propio beneficio durante la Guerra del Golfo (por obra y gracia del gran hermano Bush) y acaban salvando a un grupo de gente inocente y sin un mísero lingote de oro en el bolsillo.
Si no la habéis visto, os la recomiendo.

Pero mi verdadero regalo de reyes fue este. Muchas gracias, Berna, amiga.





2 comentarios:

Superwoman dijo...

Se puede ver de otro modo: sí existen, son más de tres... yo soy una de ellas :D
Un supersaludo

Ysabel dijo...

¡que desencantada de la vida infantil! ese trance también le pasé yo, pero no permito perder la magia de la sorpresa y todavía hoy, con mis hijos mayores, existe la noche de Reyes, es precioso ese momento de alegría, ilusión y jolgorio.