Páginas

miércoles, 21 de enero de 2009

Cuenta atrás

El tiempo se me escapa entre los dedos,
como arena.
Tengo los granos contados.
Cada vez quedan menos y fluyen más rápidos.
Se deslizan por la ladera como si los persiguiera el diablo.


Los segundos me irritan la piel a su paso.
Si pudiera detener el tiempo y arrancarme la piel a tiras...



1 comentario:

slv dijo...

dejalo pasar, el tiempo pesa cuando se le intenta detener, es entonces cuando hace daño ;-)