Páginas

martes, 8 de septiembre de 2009

Hay días


Hay días en que las calles se tuercen, el sol te quema más, el suelo se hunde bajo tus pies, la gente es más borde, los miembros pesan, los órganos internos duelen, los muebles se derrumban sobre tí y el cielo parece a punto de aplastarte.

Sólo queda encerrarse en casa bajo siete llaves y esperar a que el temporal pase.




4 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

tienes razón, son dñias que se alargan lastimosos en nuestra vida, pero por suerte ....pasan!!!!

Cariños

Alice dijo...

Sí, todo pasa y todo llega... tarde o temprano.

Mariano Zurdo dijo...

Mi cuerpo, que es muy listo, suele avisarme. ¿Cómo? con un desagradable dolor de cabeza al despertarme.
Esos días sé que si pudiera, me quedaría en la cama...
Un abrazo zurdo.

Alice dijo...

Mariano: pues no lo dudes y quédate en la cama, aunque no puedas... querer es poder, ¿no?