Páginas

domingo, 12 de octubre de 2008

No está roto del todo.
Sólo es una pequeña herida que con una tirita se cura.
Aunque duele y sangra un poco.
Pero es un corazón que ya está acostumbrado a heridas y cicatrices.
Y siempre sobrevive.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu corazón es tan grande que caben todos. Incluso yo, que soy un tanto volátil en tu vida. Aparezco y desaparezco, pero siempre me dejas entrar. Y por eso te admiro, porque tienes uno de los corazones más generosos que he conocido. Ojalá pronto sane esa herida y vuelvas a estar henchida, corazón.

Amosson

Anónimo dijo...

Los que te queremos no dejaremos desangrarse a ese corazón porque como bien dicen es muy grande, hermoso y que espero que este cangrejito no lo pierda...como bien dice mi signo zodiacal..al cangrejo le cuesta decidirse, pero cuando coje una presa no la suelta..pues eso, que no te soltaré nunca.
Un beso mi niña

Alice dijo...

Mis dos queridos anónimos... :-)
el segundo más querido que el primero(a), sorry.
Mi cangrejito, nada es eterno. Y los peces a veces son escurridizos...

Maurus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maurus dijo...

Bien, em alegra ver que el corazón, otrora parapetado por una coraza con resquicios, ahora está desnudo y sólo sufre una pequeña herida de la sabe que se va a recuperar. Mucho mejor...

Un abrazo,

-Maurus

Alice dijo...

maurus, no te equivoques, mi corazón sigue acorazado, pero dentro de su coraza, también puede sangrar (la herida viene de dentro, no de fuera), y la sangre se irá coagulando dentro de la coraza, con lo cual el resultado puede ser catastrófico...
besos

Alice dijo...

mi querido cangrejito, desde luego que no me desangraré hasta el final, soy demasiado fuerte y tengo demasiada sangre para eso; ya superé algo muy fuerte; y al escurridizo pez le pueden entrar muchas dudas, y ser muy voluble, y temo hacerte daño, pero no puedo evitar ser como soy... Porque nada es eterno en esta vida...