Páginas

lunes, 6 de octubre de 2008

¿Cómo llamarlo?

¿Anguslegría?, ¿alegustia? No sé cómo llamar lo que siento en estos momentos.
Ahora que yo empiezo a salir del túnel y ver la luz, alguien a quien aprecio mucho está entrando de cabeza en un pozo. Y no sé cómo ayudarle.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

estando tú fuerte, de su pozo tiene que salir él por sí mismo.

david ankee cheyenne dijo...

Alegría, tristeza, la cara y la cruz... sin una no hay otra.
En fin, no andes lejos para cuando esa persona necesite un impulso ser tu el apoyo...

Alice dijo...

ser fuerte, sí, eso sería lo apropiado; apoyarle, también; pero ¿qué hago con mi manía de absorber los sentimientos ajenos y convertirlos en propios?
El caso es que siempre tiene que ir algo mal...

Anónimo dijo...

alice, a eso que te pasa se le llama compasión, y esa no es nunca buena sentirla, ni por tí ni por nadie. Sólo nos crea dependencia. Arráncala de tí,aléjala para que puedas ver con claridad.

Alice dijo...

¿compasión?, ¿eso es malo? ¿y la empatía también es mala? yo no puedo evitar ser como soy...

Maurus dijo...

Yo no creo que sean malas ni la empatía ni la compasión, siempre que no nos dejemos destruir por ella. Son sentimientos muy nobles y que si abundaran más todo iría mejor.

Siempre es bueno sentir por los demás y ayudarles si podemos; vivimos en un mundo cada vez más poblado por humanos y, paradójicamente, cada vez más deshumanizado.