Páginas

domingo, 23 de agosto de 2009

Campo de batalla

Fin de la batalla.

Terreno deshecho, arrugado, húmedo.

Señales de combate en los cuatro puntos cardinales.

Los contendientes tumbados, exhaustos, respirando agitadamente.

Ambos vencedores y vencidos.

¿Quién ganará la guerra final?



2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Tal vez el deseo incesante, que sale reforzado después de cada incruenta lucha.

Alice dijo...

Entonces nadie pierde :-)