Páginas

domingo, 6 de julio de 2008

Destino: Barrio del Pilar, dice el letrero luminoso, en rojo. Consigo sentarme en el autobús abarrotado. Me siento tan sola. No creo en el destino, pero el letrero me recuerda una y otra vez que el mío, al menos esta madrugada, es el Barrio del Pilar. A partir de mañana, quién sabe cuál será.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Como que no crees en el destino? En futuro? No es bonito pensar que todas las cosas pasan por algo. y que el camino que andamos a veces duro y otras, con alegrias por las pequeñas metas que vas consiguiendo y las personas que se cruzan por él.

Que bonito y que enriquecedor.

Aki la Nury que nunca te ha escrito, porque suele leer callada pero hoy....

Alice dijo...

Muchas gracias, chata.
besos