Páginas

domingo, 27 de julio de 2008

Se acabó

—¿Cómo que se acabó? —exclama Norberto.
—Pues eso, que se acabó.—puntualiza Silvina.
—Vamos, mujer, estás cansada.
—Si, la verdad es que sí que estoy cansada. Muy cansada.
—Anda, vamos a dormir, y por la mañana lo verás todo de otra forma.
—Que no, que se acabó.
—Y dale, ¿pero por qué, mujer, por qué se acabó?
—Porque no puede ser.
—¿Cómo que no puede ser?
—Pues eso, que no puede ser.
—¿El qué no puede ser?—dice Norberto empezando a perder la paciencia.
—Esto.
—¿Y qué es esto, joder?
—Nada, déjalo. Tienes razón. Estoy cansada.—Silvina le da un beso en la frente y se va a dormir.

6 comentarios:

Yvi dijo...

Definición tentativa de ser mujer: sentir más de lo que dices. De ser hombre: decir más de lo que sientes.

Alice dijo...

¿Quizá las mujeres deberíamos decir más y los hombres deberían sentir más?
¿o viceversa?

yvi dijo...

Sentir más siempre es bueno, y decir más también. El equilibrio es bueno...
Pero el desequilibrio es fascinante. ¿Podríamos vivir sin la diferencia?

cleindori dijo...

la vida es desequilibrio y desequilibri es destruccion. La vida es destruccion.

yvi dijo...

De acuerdo, cleindori, pero sin destrucción no hay creación. La vida no *es* destrucción, la destrucción es parte de la vida. Por su parte, todo sistema en equilibrio... está muerto.

Alice dijo...

Desequilibrio, diferencia, dolor, destrucción...cuántos sustantivos negativos asociados a la vida; ahora mismo, la verdad es que necesito saber cuáles son los positivos...o que me los diga alguien, aunque sea mentira.