Páginas

viernes, 13 de junio de 2008

No me entiendo. De verdad que lo intento, intento entenderme con todas mis fuerzas, pero no lo consigo. Llevo años así, toda mi vida. Me doy vueltas y vueltas y nada, no hay manera. Río, lloro, vuelvo a reír, me ilusiono, me desilusiono, me encuentro, me vuelvo a perder, siento frío, siento calor. Soy una incógnita para mí misma. Así que no digamos para los demás. Qué agotador es siquiera intentar empezar a entenderme. Puede ser una tarea desesperante y no se la recomiendo a nadie. Así que yo seguiré aquí, dentro de mí misma, intentando descifrarme y sin conseguirlo una y otra vez...

1 comentario:

ysabel dijo...

somos compañeras de viaje, alice