Páginas

domingo, 5 de abril de 2009

Terrible ciudad






















Terrible y maravillosa.

Me subes al cielo y me hundes en los infiernos.

No podría vivir sin tí, y me muero cada día entre tus calles.

Rodeada de multitudes y tan sola.

Te odio y te amo con locura.


2 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Ays, esos pensamientos se repiten tantas veces en las grandes ciudades...

slv dijo...

Y en especial cuando se sale de ellas, como decia la canción una ciudad invivible pero insustituible