Páginas

martes, 14 de diciembre de 2010

Tal vez no era pensar

"Mujer sola esperando" Edward Hoper


(Poema de Idea Vilariño)

Tal vez no era pensar, la fórmula, el secreto,
sino darse y tomar perdida, ingenuamente,
tal vez pude elegir, o necesariamente,
tenía que pedir sentido a toda cosa.

Tal vez no fue vivir este estar silenciosa
y despiadadamente al borde de la angustia
y este terco sentir debajo de su música
un silencio de muerte, de abismo a cada cosa.

Tal vez debí quedarme en los amores quietos
que podrían llenar mi vida con un nombre
en vez de buscar al evadido del hombre,
despojado, sin alma, ser puro, esqueleto.

Tal vez no era pensar, la fórmula, el secreto.
sino amarse y amar, perdida, ingenuamente.

Tal vez pude subir como una flor ardiente
o tener un profundo destino de semilla
en vez de esta terrible lucidez amarilla
y de este estar de estatua con los ojos vacíos.

Tal vez pude doblar este destino mío
en música inefable. O necesariamente...


(Perdonad por traer tan a menudo palabras ajenas, pero es que las mías se han fugado lejos)

4 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Pues hazlas volver, por favor. Se extrañan.

Me encanta Hoper. Besos.

Alice dijo...

Juan Antonio, ¿conoces algún conjuro para que regresen?
besos felinos, amigo

Erato dijo...

Magníficas palabras.No quitaría ninguna.Resume muy bien la tortura de dejar pasar el tiempo con jilipolleces y pensamientos absurdos en vez de amar sin más.Pero...Qué complicado es eso.Tal vez ocurra una o dos veces en la vida con suerte.Mientras tanto, amiga, vivamos más y pensemos menos.Merece la pena el esfuerzo.Un abrazo enorme y nada pensativo para ti

Alice dijo...

Ay, Erato, pero es que soy masoquista y me gusta sufrir...
Un abrazo curativo para tí