Páginas

miércoles, 27 de mayo de 2009










Las yemas de mis dedos cosquillean, deseando recorrer tu piel.

Estás tan cerca y tan lejos.

A veinte centímetros, sobre mi cama.

Respiro hondo.

No dejo de mirarte.

Mientras sigues a miles de kilómetros.

Te siento solo y solitario.

Como yo.

Pero no sé cómo llegar a tí.

Mi piel comienza a arder.


5 comentarios:

truk dijo...

Perdóname el chiste fácil que sin duda no está en concordancia con la lírica de tu post pero .... neecesitas una webcam ya¡

Alice dijo...

Truk, todos los comentarios son bien recibidos :-)

Ysabel dijo...

lo cuenta tan bien que sobra la cámara, la imaginación es más excitante truk ¿no te parece?

slv dijo...

Creo que la cámara sólo serviría para enfriarlo algo... Un par de post mas así y a pasear bajo la lluvia ;-)m

truk dijo...

Lamento disentir, la cam es sólo un elemento más del juego y no veo porqué debe estar reñida con la imaginación ...