Páginas

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Tiempo



Cuento los días, las horas, los minutos que faltan hasta que vuelvas. ¿Eres consciente de la faena que me has hecho? Ahora vivo colgada de un reloj de pulsera. De un calendario de bolsillo (¿o es de un reloj de bolsillo y de un calendario de pulsera?). Tachando los días de la semana. Todos inútiles ya, excepto aquel en el que te vuelva a ver.

1 comentario:

Rubén dijo...

Parafraseando a Arrabal, tus post han entrado en ...el delirium y sus tremens. Te felicito por tu nueva travesía por tierras volcánicas.