Páginas

sábado, 26 de febrero de 2011

Hastío


¿Por qué este hastío, esta sensación de que la historia se repite? Por qué este vacío, este "deja vu" de que te usan y se van, tan satisfechos consigo mismos. Por qué este peso en el corazón, justo encima del agujero negro cósmico que crece y crece alimentado con desilusiones e insatisfacciones. Por qué este no encontrar el camino y andar dando tumbos y pegándome contra las esquinas. Por qué esta carne en carne viva.

7 comentarios:

Índigo dijo...

No tengo respuestas a tus preguntas. Sólo te puedo ofrecer una certeza: las olas vienen y van, la gente viene y va. Unos llegan para quedarse. Otros nunca jamás se quedarán pero, entre esquina y esquina, un minúsculo gramo de belleza te puede rozar. A veces, es un simple gesto, una sonrisa, una mano que se posa en la tuya. Una palabra. Un silencio. A veces, tan sólo es un gesto que ni siquiera sabemos interpretar. Te aseguro que algo de los que te usan y se van, también sirven para tu corazón. No siempre se llega en el momento oportuno, si se va uno en el momento oportuno pero la belleza está. Un abrazo grande y ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE.

Arkangel dijo...

No creo que debas sentirte usada, la gente tiene muchos y diferentes motivos para hacer las cosas o para actuar como actua. Realmente creo que la culpa de las decepciones e insabores, que nos llevamos con los demás, la culpa la tenemos nosotros...no hay que esperar nada de nadie, hay que actuar e ir viendo como se desarrollan los hechos.

Anónimo dijo...

Un besito y vente arriba. Giorgio.

Ysabel dijo...

Con las mismas palabras que Arkangel, he respondido en varias ocasiones y siempre me tachan de tener una concha muy dura y fria... pero no, lo que he tenido es hartura de sin sabores y a partir de ahí, concha, no esperar nada de nadie, lo que llegue, bien venido y gracias.

Alice dijo...

Cada uno vivimos dentro de nuestro propio pellejo y no se puede evitar sentir lo que se siente.
Gracias a todos por vuestros comentarios.
Un abrazo

ROBER dijo...

Antes que nada decirte qye es un placer leer algo tan bien escrito.
A veces nos pasan estas cosas, a veces nos sentimos usados, burlados, abandonados, defraudados, pero como lo dice Erato, si no esperamos demasiado podremos disfrutar de las pequeñas cosas, que son las que más valen.
Y como dice Arkangel, no hay que esperar tanto de los demás. Pero claro, es fácil de decir, pero cuesta cumplirlo.
Un placer leerte.

Alice dijo...

Rober, siempre es un placer recibir tu visita y tus comentarios. Gracias.
Un abrazo