Páginas

miércoles, 10 de noviembre de 2010


Una fecha marcada con fuego en el calendario.
El mismo fuego que me consume las entrañas esperando tu regreso.

3 comentarios:

Erato dijo...

;) ;) ;)

Herena dijo...

Alice, yo también tengo una no, varias fechas marcadas a fuego. Pero ahora la que más me duele es diferente a la tuya. Para mi, desde el 9 de abril y todos los 9 de cada mes están marcados en rojo en el calendario. No son festivos porque se vuelven del color de las lágrimas tristes. El 9 de abril tuve que decidir separarme de mi Suso, mi querido y peludo amigo de vigotes y ojazos verdes. Decidir que era mejor dormirlo para siempre ha sido la más dura decisión de mi vida. Mi michi sólo tenía dos añitos y durante los seis meses que estuvimos juntos fue mi amor y mi salvación. Ahora volvemos a ser tres en la familia, Lolo, con su año de existencia, ha venido para martirizar a la pobre Kira ;-). Pero mi Suso está presente todas las noches en mi regazo...

P.D.: Perdona esta parrafada, supongo que éste no es el sitio para hacer estos comentarios. Pero sentía la necesidad de contárselo a una amante de los gatos.

Alice dijo...

No tengo que perdonar nada Herena, tengo que darte las gracias por contarnos esa experiencia tan dolorosa, entiendo perfectamente cómo debes sentirte. Mucho ánimo y vuélcate en los otros dos gatines. Mira por donde mi gato preferido se llama Tuso, casi igual que se llamaba el tuyo.
Un fuerte abrazo