Páginas

viernes, 21 de mayo de 2010

Elurofilia

Por primera vez en mi vida, voy a confesar que soy elurofílica. No, no es ninguna enfermedad grave, sino el amor "desmedido" por los gatos. No recuerdo la primera vez que toqué a un felino doméstico, debería tener unos tres años, pero fue un contacto que ha marcado toda mi vida desde entonces. Son tantas las cosas que me ha dado esa deliciosa y enigmática especie, que no pararía de enumerarlas.  Han sido luz en mis túneles, calor en mis eras glaciares y compañía en mis desiertos. La única presencia constante e incondicional de mi vida.


9 comentarios:

Mayo dijo...

Ohhhhh pues yo fui, fui.
Desde que salí embarazada no he vuelto a tener un gato. Cuando nacio mi hija le descubrieron la dermatitis atopica, alergia a ciertos alimentos y asma, así que animales prohibidos hasta nuevo aviso.
Ahora estamos en otro país, con un clima cálido y no tan húmedo como Perú, y ya pensamos en una mascota, pero a mi hija no le gustan los gatos, quiere un perro......y yo que me muero por un felino!!!!!
Con decirte que por ahí guardo un poema que les hice a mis gatitas fallecidas hace como nueve años.

azul dijo...

Tengo una perra preciosa que me acompaña a todos lados. Gatos tiene mi hermana. Son hermosos pero yo soy alérgica y, me ahogo, en su presencia... pero entiendo tu amor por ellos. Bienvenida de vuelta... Abrazo azul

Juan Antonio dijo...

Son adorables.

Saludos.

Erato dijo...

A mi me encanta su independencia, el misterio que irradian, observarlos cuando se lamen las patitas y se asean, acariciarlos mientras ronronean...y su belleza me parece espectacular; pero he de admitir que me dan un poco de miedo porque me parecen desconcertantes y no sé cómo van a reaccionar si me acerco.Supongo que es por desconocimiento.Estoy más familiarizada con los perros.Beso gatuno, Alice. Y sí, hay alguien en camino a mi vida, chiquito y bello pero también es imprevisible su llegada. Tal vez sea un poco felino o felina.

Trini_ty dijo...

Me siento totalmente identificada con tu comentario, Alice, aunque mi evolución fue diferente, odiaba a los gatos, quizás porque todos los que me había encontrado, estaban fatalmente educados, resultaban ariscos y violentos...hasta que tuve a mi primera gatita, esa que eduqué yo. A partir de ahí, se me cae la baba con ellos. Mi gato ha formado parte de todos esos momentos en que necesitaba compañía. Son inteligentes y entregados, a veces hay una fama injusta con ellos. Bergie cumple 10 años en junio, y si he podido llegar hasta aquí, no cabe duda de que ha sido gracias a él, le AMO.

Besitos y ronroneos

Alice dijo...

Mayo: no, lo sigues siendo, elurofílico se es toda la vida; te animo a que vuelvas a tener un gato, seguro que tu hija se enamora de él. Suerte.

Azul: la alergia es un problema, sí. Gracias :-)

Juan Antonio: y mucho más...Bienvenido.

Erato: de acuerdo con todo lo que dices; y sí, es desconocimiento; a mi padre nunca le gustaron los gatos, hasta que se dejó robar el corazón por uno de ellos. Y enhorabuena de nuevo :-)

Trinity: enhorabuena por tu evolución; yo he amado a los gatos desde que tengo uso de razón; domestiqué a los primeros que entraron en mi casa, y ya no concibo mi vida sin su presencia. Felicidades por poder disfrutar de tu Bergie :-)

besos gatunos a todos

kissa dijo...

No sabía que había un nombre :)
Yo también me apunto, bueno ya me apunté hace mucho mucho tiempo.

MIMO (ERASE) dijo...

Me asusté al principio, pero cuando seguí leyendo lo entendí al 100 por cien ; - )

El código ERASE ha cambiado, te dejo el link :::>>> http://eraseblogs.blogspot.com.es/

Saludos y abrazos by Mimo

Anónimo dijo...

Yo los quiero con el alma. Me gustan todos los animales. Pero los gatos están por encima de todos :)